Catalunya 1714










L'odi contra els catalans als segles XVII i XVIII

Segles XVII i XVIII
Segle XIX
Segle XX (1)






Tenga V.M. por el negocio más importante de su Monarquía, el hacerse Rey de España; quiero decir, Señor, que no se contente V.M con ser Rey de Portugal, de Aragón, de Valencia, Conde de Barcelona, sino que trabaje y piense con consejo maduro y secreto, por reducir estos reinos de que se compone España, al estilo y leyes de Castilla, sin ninguna diferencia en todo aquello que mira a dividir límites, puertos secos, el poder celebrar cortes de Castilla, Aragón y Portugal en la parte que quisiere, a poder introducir V.M acà y allà ministros de las naciones promiscuamente y en aquel temperamento que fuere necesario en la autoridad y mano de los consellers, jurados, diputaciones y consejos de las mismas provincias, en cuanto fueran perjudiciales para el gobierno y indecentes para la autoridad real, en que se podrían hallar medios proporcionados para todo, que si V.M. lo alcanza será el Principe más poderoso del mundo.

Conde-duque de Olivares, «Gran Memorial», 1624


Todo el cuydado del govierno de esta Provincia, desde el año 1620 acá, ha sido siempre vexarla, oprimirla, y con particular desuelo buscar contrafacciones, intentar rompimientos a constituciones, y privilegios, ocasionando excesivos gastos a V.M. y al Principado, con pleytos, contenciones, embaxadas, y otras diligencias para este efecto. Esto, con tanta continuación y porfía, que apenas se daba asiento a una, quando despertavan otra mayor, y de mas peso.

Gaspar Sala (frare agustinià), 1640


Pero Señor, como el aborrecimiento pone estorvos a la afición de V.M., notifican sus prendas, y las refieren, con desabrimientos, y ultrages, escarniendo hasta la lengua, que fue tan preciosa a los señores reyes de Aragón. Y assí dize Çurita, que era tan general la afición de los Reyes, que desde que sucedieron al Conde de Barcelona, siempre tuvieron por su naturaleza y antiquíssima patria a Cataluña, y en todo conformaron con sus leyes, y costumbres, y la lengua que usavan era la Catalana. Todas las ordinaciones, assí de la casa real, como otras, eran en Catalán. Las proposiciones, que hazían los señores Reyes en las Cortes o Parlamentos, aunque se hiziessen a los tres Reynos, eran en catalán.

Gaspar Sala (frare agustinià), 1640


Estiman mucho su honor y palabra; no menos su exención, por lo que entre las más naciones de España son amantes de su libertad.

Francisco de Melo (cronista portugués), «Guerra de Cataluña», durant la Guerra dels Segadors.


En tanto en Cataluña quedase un solo catalán, y piedras en los campos desiertos, hemos de tener enemigos y guerra.

Francisco de Quevedo, durant la Guerra dels Segadors.


En la Monarquía de España el ánimo menos conocido es el de los catalanes, amigos de su libertad y que no es prudencia tocarles sus privilegios; por fuerza regirlos imposible; pero de voluntad y con los buenos modos tratables.

Juan Alfonso Lencina (tacitista castellà), 1687


Els catalans van aconseguir tot allò que desitjaven, perquè ni a ells no els va restar res per demanar, ni al rei cosa especial per concedir-los, i aixì restaren bastant més independents del rei que no ho està el Parlament d'Anglaterra.

Melchor de Macanaz (manteista), 1702


Els catalans eren un poble independent que vivia sota les seves pròpies lleis i privilegis, que desitjaria donar suport a un rei que es comprometés a respectar i defensar els seus antics drets.

Mitford Crow (comerciant anglés), 1704


És amb una gran satisfacció que ens hem assabentat que, havent estat sempre gelosos en la reivindicació de les vostres llibertats, us mostrareu indignats en aquests moments de jou que us han imposat els francesos.

Reina Anna d'Anglaterra, 1705


Només cal constatar que el Principat de Catalunya, des de la seva subjugació a la corona d'Espanya, quan va esdevenir una part d'aquell domini, sempre ha estat governat per lleis pròpies, independents de qualsevol altre regne. Fins ara, llurs privilegis han estat sempre conservats íntegrament i la més mínima aparent violació ha servit com a motiu perquè el poble s'alcés en armes. [...] ¿ Quina importància té la vida quan no hi ha llibertat ? Llurs avantpassats els van llegar sencers llurs privilegis de fa segles. ¿ És que ara han de renunciar-hi deshonorablement, i han de deixar darrere d'ells una raça d'esclaus ? No; prefereixen morir tots; o la mort o la llibertat, això és llur decidida elecció.

Michael B. Strubell, «The case of the catalans considered», 1714


El genio de los naturales por lo general es, como siempre ha sido, amante de la libertad.

José Patiño, president de la Real Junta Superior de Justicia y Gobierno, 1714


Como en Cataluña, según el genio de los naturales, se abusaba de la libertad, han siempre odiado a los ministros de Justícia.

José Patiño, president de la Real Junta Superior de Justicia y Gobierno, 1714


No faltó quien aconsejó al Rey Felipe asolar la ciudad (Barcelona), y plantar en medio una columna. No había rigor que no mereciese, ciudad que había sido el origen de tantos males, y que había quitado a la Monarquía tantos reinos. El Rey se excedió en clemencia, y la conservó; pero abatida.

Vicente Bacallar y Sanna, Marqués de San Felipe, 1715


[...] Aquel grande orgullo está abatido, y respetan ya los preceptos de V.M. y la Justicia, no por afecto y amor, sí por la fuerza superior de las Armas, de modo que la quietud y obediencia debe afianzarse en éstas [...]

José Patiño, president de la Real Junta Superior de Justicia y Gobierno, 1715


[...] Son apasionados a su patria, con tal exceso que les hace trastornar el uso de la razón, y solamente hablan en su lengua nativa [...]

José Patiño, president de la Real Junta Superior de Justicia y Gobierno, 1715


[...] Que en las escuelas no se permitan libros en lengua catalana, escribir ni hablar en ella dentro de las escuelas y que la doctrina cristiana sea y la aprendan en castellano [...]

José Patiño, president de la Real Junta Superior de Justicia y Gobierno, 1715


Solamente ablan en su Lengua materna y ningún común (ajuntament) asta ahora escribía sinó es en Cathalán, sin practicarse el uso de la lengua Española.

José Patiño, president de la Real Junta Superior de Justicia y Gobierno, 1715


Siempre queda que temer en la propensión a sus intereses la adversión a subministrar de sus haberes a las Arcas Reales por via tributo exasperando, en lo lucroso de su trabajo, el genio, que tiene al interés con tanto anelo que posponen sus comodidades al provecho de lo que pueden ahorrar; y una vez que reconozcan no poder en el discurso de todo el año apenas satisfacer los tributos, dificulto se pueda con el solo rigor de Justicia reducir el genio de estos Naturales a una afianzada quietud.

José Patiño, president de la Real Junta Superior de Justicia y Gobierno, 1715


[...] No se deben elegir medios flacos y menos eficaces, sino los más robustos y seguros borrándoles de la memoria a los Cathalanes todo aquello que pueda conformarse con sus antiguas abolidas constituciones, ussáticos, fueros y costumbres [...]

Consejo de Castilla, 1715


[...] La importancia de hacer uniforme la lengua se ha reconocido siempre por grande, y es señal de la dominación o superioridad de los Príncipes o naciones, ya sea porqué la dependencia o adulación quieren complacer o lisonjear, afectando otra naturaleza con la semejanza del idioma, o ya sea porqué la sujección obliga con la fuerza [...]

José Rodrigo Villalpando, fiscal del consejo de Castilla, 1716


[...] pero como a cada Nación parece que señalo la Naturaleza su idioma particular, tiene en esto mucho que vencer al arte y se necesita de algún tiempo para lograrlo, y más cuando el genio de la Nación como el de los Catalanes es tenaz, altivo y amante de las cosas de su País, y por eso parece conveniente dar sobre esto instrucciones y providencias muy templadas y disimuladas, de manera que se consiga el efecto sin que se note el cuidado [...]

José Rodrigo Villalpando, fiscal del consejo de Castilla, 1716


I se manifiesta por lo que sucedía antes en Cataluña: porque su Mag. establecía Leyes con el consentimiento de aquellos vasallos, y no las derogava sin ellos. Tenían Diputados que eran como procuradores o defensores del Principado; y siendo Administradores, y teniendo a su mano el tributo principal que llaman Generalidades se hallavan Cabeças del Principado y Dueños del dinero, con que su obediencia al Rey N.S puede decirse que era voluntaria.

José Rodrigo Villalpando, fiscal del consejo de Castilla, 1716


Con la sola diferencia que como antes todo lo judicial se actuaba en Lengua Cathalana, se escriba en adelante en idioma Castellano o Latín , como así la Real Junta lo practica, pues se logrará la inteligencia de qualesquiera Jueces Españoles, sin haver de estudiar en lo inusitado de la lengua de este País.

Instrucción secreta, Consejo de Castilla, 1716


La tenaz resistencia de los Catalanes contra la debida sujección a mi legítimo dominio que desconoció su Perfídia, en que se inducieron muchos sujetos notables de las Universidades literarias de aquel País, provocó mi Justicia y obligó mi Providencia a mandar que se cerrasen las Universidades, que eran fomento de maldades cuando debían serlo de virtudes.

Felip V, 1717


Previniendo, se procure mañosamente ir introduciendo la lengua castellana en aquellos pueblos.

Felip V, 1717


Ells han estat sempre guerrers, i els muntanyencs, sobretot, han estat ferotges. Però malgrat llur valor i llur amor extrem per la llibertat, han estat subjugats sempre.

Voltaire, «Le Siècle de Louis XIV» , pàg 341.


Barna estigué escitiada 14 mesos sens tenir ajuda de ningú antes no se volgué donar i després s'hagué d'entregar i se romperen tots els privilegis de Catalunya de on plorem i plorarem nosaltres i nostres descendents. Hi hagué grandíssimes contribucions que tots els pobles s'hagueren d'empenyar. Que Santa Coloma s'hagué d'empenyar per més d'onze mil lliures sens innumerable multitud de talles se feren en dit temps, emperò lo més gran sentiment que tingué aquesta terra en lo any 1726 que fou lo primer any que comensaren a quintar per fer soldats.

Arxiu particular de Lluís Esteve i Corbera (pagès de Santa Coloma de Farnés), cap a 1750


Cuando se imaginan agraviados: son difíciles de deponer su rencor, amantes en demasía de la libertad, más confiados en sí mismos de lo que deberían.

Pedro Murillo (jesuita andalús), «Geografia històrica», pàg 77 , 1752


Son (els catalans) muy amigos del comercio, el cual entienden con perfección, y lo fomentan sin perdonar fatigas.

Pedro Ángel de Tarazona, 1762


Los castellanos quieren quitarnos aún la memoria de nuestra antigua libertad: gente enemiga de todo género humano.

Gregori Maians, 1763


Finalmente mando, que la enseñanza de primeras letras, Latinidad, y Retórica se hagan en lengua Castellana generalmente, dondequiera que no se practique, cuidando de su cumplimiento las Audiencias y Justicias respectivas, recomendándose también por el Mi Consejo a los Diocesanos, Universidades y Superiores Regulares para su exacta observancia y diligencia en extender el idioma general de la Nación para su mayor armonía y enlace recíproco.

Article VIII de la Real Cédula, 1768


[...] manda el Maestro de la Bisbal a todos sus discípulos que en adelante hablen y repitan los libros en lengua Castellana; previniendo que no mirará con indiferencia los defectos que en este asunto se cometieron, pues no son dignos de compasión, los que con todas sus potencias no cumplen la voluntad de nuestro Amabilísimo Monarca.

Ordre del mestre de La Bisbal, Francisco Fina, 1768


Amonestamos a todos los Predicadores (atendido el mandato de Nuestro Rey que Dios guarde) procuren que se extienda la lengua castellana, predicando en ella, a lo menos, los sermones Panegíricos.

Decret del Bisbe de Vic, Bartolomé de Sarmentero, 1769


En este año he comenzado a continuar las partidas en castellano, en virtud de repetidas órdenes que para la extensión de este Idioma en Cataluña ha havido del Rey (que D. guarde).

Anotació en el llibre d'òbits de la parròquia de Gurb, 1769


Son muy pocos los catalanes que la hayan aprendido en otro idioma (la doctrina cristiana), y el común del pueblo ni la sabe ni la entiende en castellano.

Sisternes i Feliu, fiscal de l'Audiència de Barcelona, 1771


[...] que todos los Mercaderes y Comerciantes de por mayor y menor, Naturales y extranjeros, observen la Ley del Reino que se inserta y previenen lleven sus libros en Idioma Castellano.

De la Real Cédula del Rei Carles III, 1772


No se duda que Cataluña paga en tributos, aun fuera de las leyes de la proporción, más que cualquier otra provincia [...]

Francisco Mariano Nifo, 1779


La industria y aplicación de los catalanes es uno de los mayores argumentos que se pueden hacer a las demás provincias de España, para acusarles su negligencia.

Francisco Mariano Nifo, 1779


Aman su patria, fueros y libertad; pero no se privan de salir de aquella, y son animosos y obstinados por ésta.

Pascual Ramón Gutierrez, Descripción general de Europa y particular de sus estados y cortes, pàg 278-279,1791


Cataluña puede reputarse por una de las provincias más pobladas de Europa, y los catalanes por tan trabajadores como los de las que más trabajan.

Pedro Murillo, 1792


El catalán es bravo, activo, trabajador, enemigo de España; ha estimado siempre la libertad, y cuando vea unirse a ella la Igualdad, esa reina de las naciones, pronto se reunirá con los que combaten por estos principios.

General Dugommier, 1794


Los preconizadores de la revolución obtenían algun éxito en Barcelona y en el litoral; pero como la ternura de los catalanes por la libertad no es, en el fondo, más que un amor exclusivo por la independència absoluta, si se enamoraban de nuestros principios era para traducirlos a su manera y no estaban menos dispuestos a rechazar la mano que se los traía.

Fervell , «Campagnes de la revolution française dans les Pyrenées orientales», finals segle XVIII


Ninguna provincia gozaba mayores bienes ni más feliz libertad que Catalunya, porque ella era señora de sí misma, se gobernaba por sus mismos fueros, estilos y costumbres, vivía en suma paz y quietud, teniendo un rey muy poderoso, más para su defensa y para gozar de su protección, de sus mercedes y favores y de todos los bienes de sus reinos y estados, que para ejercer en ella su soberanía.

Diego Saavedra Fajardo (diplomàtic i polític castellà), «Locuras de Europa. Dialogos entre Mercurio y Luciano».


Los catalanes, de las piedras sacan panes.

Francisco Gregorio de Salas


La introducción del lenguaje forastero es nota indeleble de haber sido vencida la nación a quien se despojó de su antiguo idioma.

Feijoo



Bibliografia:

Ferrer i Gironés, Francesc: «Catalanofòbia: El pensament anticatalà a través de la història», edicions 62, Barcelona, 2000
Ainaud de Lasarte, Josep M.: «El llibre negre de Catalunya: De Felip V a l'ABC», Edicions La Campana, Barcelona, 1996

Pujar